Páginas vistas en total

domingo, 20 de julio de 2014

IGLESIA DE SANTA MARÍA DE LOS CABALLEROS

Está situada en la calle Bordadores esquina a la calle de las Úrsula. En la actualidad es denominada de las ADORATRICES al ser habitada por monjas de esta
Orden a partir de 1886 en que se trasladaron desde la Casa de las Arrepentidas de la Encarnación, se fundó en 1194 como parroquia en la colación de los castellanos, aunque no queda nada de esa época.
 Fue consagrada en 1.214 con el nombre de SANTA MARIA LA NUEVA, aunque vario esta denominación en el siglo XIV por el actual. La reedificación que hoy se conserva data de 1.556, aunque se prolongó hasta 1.586. En 1.596 se contrata el retablo. De esa época es la fachada principal, donde figura una imagen de la Inmaculada Concepción y las naves y columnario interior.
        Consta de tres naves con cuatro arcos semicirculares sobre columnas con capiteles corintios. La capilla mayor está cubierta por una techumbre mudéjar, mientras que el retablo es del siglo XVI aunque lo más sobresaliente del templo es el sepulcro de Alfonso Rodríguez Guedejas. En la calle Bordadores se puede admirar una preciosa ventana barroca realizada en 1742 que corresponde al camarín central del retablo mayor que acoge la imagen de Santa María de los Caballeros, proyectada por Francisco Pérez Estrada en 1742.

Dentro de la iglesia destaca el retablo, obra manierista proyectado en los últimos años del siglo XVI por Alonso Falconte, artista procedente de Zamora, contrato firmado en 1596, se le ha vinculado con Gaspar Becerra, introductor del manierismo en la península. Las pinturas se deben al artista salmantino Alonso Rodríguez. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario