Páginas vistas en total

miércoles, 19 de marzo de 2014

La Clerecía

En 1.617 se inicia la construcción de la Clerecía. El antiguo Colegio Real de la Compañía de Jesús o Colegio Real del Espíritu Santo llamado comúnmente CLERECIA, no solamente es el edificio barroco más importante que se construyó en Salamanca en el siglo XVII, sino en determinados aspecto la obra cumbre del barroco universal.
 Obra inacabada, solo es la mitad del proyecto. Si bien la llegada de la Compañía de Jesús a esta ciudad tuvo lugar en 1.548 con la presencia de los padres Miguel de Torres, Pedro Sevillano y Juan Bautista de Solís, no obstante la fundación se debió a la piedad de la reina Margarita de Austria, tras la visita que realizo con Felipe III a Salamanca en el año 1.600. Dejo fijado en su testamento (redactado en septiembre de 1.601 dado su avanzado estado de gestación) una importante cantidad de dinero para la fundación en Salamanca de otro colegio (puesto que ya existía otro en el barrio de San Vicente actualmente Colegio Maestro Ávila) más acorde con la dignidad que se merecían. Tras su fallecimiento, que tuvo lugar el día 3 de octubre de 1.611.
 En 1.616 se eligió el lugar donde posteriormente se edificó, escogiéndose una zona céntrica de la ciudad, de unos 20.000 m2, el solar donde estuvo la Plaza del Concejo o de don Giralt, que después se llamó de Santa Catalina por estar próxima la ermita dedicada a esta santa, debiéndose demoler la Iglesia de San Pelayo , la capilla de Santa Catalina, además de la plazuela y la calle del mismo nombre, así como los solares de un buen número de casas particulares (se calcula que de unas 400 0 500 familias) entre las se encontraba la del comunero Francisco Maldonado, ubicada en la calle Serrano esquina a calle de los Moros, actual calle Cervantes, permutada en 1.625 por otra situada en la calle Zamora
 De los 20.000 m2 solo se pudieron construir 7.000. Tiene 906 ventanas, 520 puertas interiores y los 226 Kgrs que pesaban las llaves de sus cerraduras

 Durante la Guerra de Sucesión hubo fuertes luchas tanto en la capital como en la provincia, entre los partidarios de Felipe V y los del Archiduque Carlos de Austria. Salamanca que había tomado partido por Felipe V fue protegida por este monarca, y en 1.710 fue visitada por el rey siendo acordada la construcción de la Plaza Mayor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario