Páginas vistas en total

domingo, 25 de mayo de 2014

IGLESIA DE SAN JULIÁN Y SANTA BASILISA

Plaza de San Julián y Plaza Sexmeros- Horario de culto
En la plaza de San Julián y Plaza Sexmeros se encuentra esta iglesia. Fue construida en 1.107 en el barrio de los toreses. Inicialmente el templo fue de estilo románico, como aun lo evidencia la portada que da a la plaza de Sexmeros.
En la portada, está situada entre dos gruesos contrafuertes, el de la izquierda construido sobre la portada que por esta razón queda incompleta a la vista; con tres arquivoltas (moldura curva con bordea un arco)la primera arquivolta es lisa y apoya sobre manchones, las otras dos apeaban sobre pares de columnas acodilladas, se hallan primorosamente decoradas en zigzag con botones en los ángulos y haces de hojas, y sobre ella su guardapolvo de hojas de acanto finamente tallado;     la puerta es de medio punto y un pequeño tejado (tejadillo a modo de alero) , con cornisa moldurada sustentado por cinco canecillos de excelente talla , una cabeza masculina con cabello rematado en bucles y la otra cabeza masculina con tocado y un animal fantástico colocado en el muro superior, del cual solo se ven las patas y parte del cuerpo , más arriba los restos de una aspillera cegada y a su derecha un altorrelieve con la imagen de un gran león, pudo ser la pareja de otra figura situada a la izquierda de la puerta y que había sido eliminada para colocar el contrafuerte del muro. En 1.582 el resto fue restaurado según advocación de Nuestra Señora de los Remedios, cuya imagen es de finales del siglo XV. Así ya en el siglo XVI se realizó una remodelación general a la que pertenece la puerta de la calle de San Julián flanqueada por pilastras acanaladas que sostienen unos frisos de metopas y triglifos. 
También de esta época data la reforma de la capilla central, dicho retablo fue realizado a mediados del siglo XVII por Jerónimo Sánchez, siguiendo la traza de Alonso de Valvas en 1.651-52, es el retablo más antiguo de los conservados en Salamanca que cuenta con columnas salomónicas (columnas cuyo fuste forma espirales superpuestas en torno a un eje vertical), cuya bóveda es de un gótico avanzado. La escultura de la Virgen de los Remedios obra de Pedro Hernández y Juan Rodríguez de 1.655 a 1.664. El resto del templo fue definitivamente modificado en época barroca, añadiéndosele entonces una abundante decoración de este estilo.
A ese periodo pertenece el retablo de la capilla mayor, que si no fue obra de Joaquín de Churriguerra, si es plenamente churrigueresco con sus columnas salomónicas y su abundante decoración vegetal. Ofrece una Inmaculada pintada por Antolinez. En un altar lateral se halla un San Pedro de Alcántara que se debe al parecer a Pedro de Mena.
La iglesia contiene algunas imágenes de interés, y como curiosidad de la bóveda cuelga un navío como recuerdo de un sacerdote-misionero que recogió dinero en sus viajes a América para sufragar los gastos de los cambios hechos en el siglo XVI.
Junto a la capilla está enterrado Francisco Ramos del Manzano, primer conde de Francos y preceptor del rey Carlos II, cuyo sepulcro tallado en mármoles policromados, fue realizada en 1.671 por Setién Güemes mientras que la estatua orante fue materializada por Juan Rodríguez.

La lapida de pizarra que hay en el muro que da a la plaza de Sexmeros dice: “los que dan consejos ciertos a los vivos son los muertos” es del siglo XVII. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario