Páginas vistas en total

sábado, 14 de febrero de 2015

PALACIO DE ORELLANA

Interior no visitable. Está situado en la calle San Pablo esquina con la calle Jesús en la misma plaza de Colon, en su fachada también se puede leer palacio de Anaya también denominado a lo largo de los siglos de Albaida ¿el título de conde data del reinado de Juan II de Aragón en 1477 a favor del entonces IV barón don Cristóbal Milán de Aragón y Coloma?  o de la Conquista ¿tiene su origen en el conquistador Francisco de Pizarro desde 1661? por haber sido propiedad de los marqueses de Albaida y de la Conquista, parece ser que fue construido por orden de Francisco Pereira de Anaya, señor de Herreros de Peñacabra y Sancho Gómez ( murió en 1576) ( aunque hay quien supone que fue obra de su hijo Alonso de Anaya y Barrientos, canónigo de Toledo, presidente de la Real Chancillería de Valladolid y miembro del Consejo de Castilla) vinculándolo en 1576 a la casa del marques de la Conquista y pasando a mediados del siglo XVII a manos de Francisco de Chávez Orellana y Sotomayor, corregidor de Salamanca de 1672 a 1688, cedido por Felipe III. Antes se comunicaba con la iglesia de san Adrián demolida.
 Como responsables del proyecto se citan los nombres de Martín Navarro y Juan Ribero Rada. El estilo de este palacio es representativo de la transición del final del renacimiento y principios del barroco: simple de línea, nula decoración y fría arquitectura, por lo que se evidencia un cierto estilo herreriano (de Juan de Herrera). Estructurado en tres pisos y una torre (la otra torre no se llegó a construir) los balcones están decorados con frontispicios curvos y triangulares, mientras que la galería superior es abalaustrada, y adintelada de once huecos separados por pilastras sobre las que se apoyan zapatas, e igual que la que corona la torre, situada al lado izquierdo contiene en su cuerpo alto dos ventanas, y un gran escudo de los Anaya y se remata por tres huecos que repiten el modelo de la galería.

Del interior destaca el patio, de dos lados y dos plantas, con arcos de medio punto, y la escalera, de bella decoración renacentista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario