Páginas vistas en total

domingo, 14 de junio de 2015

IGLESIA DEL SANCTI SPIRITUS



Cuesta del Sancti Spíritus. Horario de culto
Fundada en torno a 1190 en el barrio de los toreses, por los repobladores procedentes de Toro, como parroquia de la zona que ocupaban y donada en 1223 a la Orden de Santiago junto con el privilegio de repoblar las tierras que se extendían entre las puertas de San Mateo y de San Cristóbal, conforme el fuero de Alcántara; para posteriormente en 1268  el maestre de la orden Pelay Pérez la cedió con su casa continua a solicitud del infante Martín Alfonso, hijo de Alfonso IX y de Teresa Gil, teniente real de Salamanca y de su  tercera  mujer la infante María Menéndez, hija de Men González Sosa: usando como base la ermita de Santa Ana en 1268 a las comendadoras (denominadas freilas ya que eran religiosas de una orden militar) de esta misma Orden (Santiago), fue reedificada en 1544 por Juan Gil de Hontañon «el mozo» según los planos de fray Martin de Santiago; conjugándose en ella una estructura gótica con una ornamentación plateresca, con claras líneas renacentistas. La esplendorosa fachada de la portada lateral es una de las obras platerescas más bella de la ciudad. Luciendo sobre su puerta un texto en el que se relata la supuesta historia del convento y las freilas y el porqué de las exenciones.
Este texto es completamente falso, se dice que Fernando I les dio los privilegios en 1.030 tras una visión celestial en la batalla de Compostela, poniendo por testigos a sus hijos y ordenando que la orden de Santiago fuese su administradora, pues bien en 1.030 el rey era Sancho III, Fernando no tenía hijos, en Compostela no hubo ninguna batalla y la orden de Santiago aun no existía. El texto era una «excusa» de las freilas para asegurase la independencia de la Corte y evitar problemas con las desamortizaciones.
 La obra fue emprendida a instancia de Leonor de Acevedo, comendadora de la Orden que hizo poner sobre la puerta del templo una inscripción , por completo apócrifa, en la que se sintetiza la vida humana, con los seis triunfos de Tetrarca como referencia ( del Amor, de la Castidad sobre el Amor, de la Muerte sobre la Castidad, de la Fama sobre la Muerte, del Tiempo sobre la Fama y de la Divinidad sobre el Tiempo) labrados en los frisos que separan cada uno de los cuerpos de dicha portada, y a Santiago Matamoros como nuevo paladín de la cristiandad. La puerta es de medio punto y doble arco y en los medallones de este primer cuerpo están representados Martín Alfonso, hijo bastardo de Alfonso IX de León, y su esposa María Menéndez. Los bustos de San Pedro y San Pablo, es de gran interés el enigmático friso conformado por carros que flaquean un templete central cuyo significado exacto no ha sido descifrado.
 En el frontón se puede admirar una escena de Santiago Matamoros en la Batalla de Clavijo. El retablo mayor fue realizado por Alonso Martínez en 1644 mientras que las estatuas y los relieves son de Antonio de Paz, y los ensambladores Antonio Martin y Juan de Rojas con relieves y esculturas de la escuela vallisoletana .En el interior de la iglesia hay que destacar el Coro que  perteneció al convento de las comendadoras, y sobre todo en la capilla, su extraordinario artesonado morisco de los siglos XV y XVI con una armadura de artesones, lazos, estrellas mocárabes y florones, presidiendo todo ello la imagen del Salvador, talla del siglo XIV conocido popularmente como el Cristo de los milagros  con un artesonado morisco del siglo XVI y además del fastuoso retablo mayor, y por último el sepulcro de Martín Alfonso,  y María Menéndez del siglo XIII.
 El primer convento del Sancti Spiritus, la historia arranca a finales del siglo XII cuando los toreses fundan la iglesia, esta se convertirá en 1268 en el núcleo fundamental del convento femenino de la Orden de Santiago, ubicado al pie de la misma. En 1786 la orden decide derribarlo en atención a lo ruinoso de su estado, en 1793 empezaron a construir el nuevo y se terminó en 1803. Aunque las religiosas de la orden de Santiago, nunca volverían a él, tras la guerra de Independencia se pensó utilizarlo como Convento del Rey, pero finalmente no se hizo nada. En 1843 se habilito como cárcel, hasta que en 1932 se construyó la nueva. También se habilito como Archivo Histórico Municipal hasta 1962 y como Escuela de Artes y Oficios hasta 1964. Finalmente se derribó en 1965 para construir viviendas. Contaba con un patio empedrado, y un claustro cuadrado de 2 plantas de altura con 24 columnas y sus correspondientes arcos., en cuanto su decoración contaba con altares dedicados a Santiago Matamoros, San Juan, San Pedro y la Virgen y el Niño. Las comendadoras debieron abandonar este convento el 26 de julio de 1786, bajo el reinado de Carlos III. Procedían de las beatas de Santa Ana, cuyo convento estaba situado junto a la iglesia de Sancti Spiritus, en el mismo solar donde hasta no hace muchos años se alzaba la cárcel vieja. En el de Sancti Spiritus se recluían las esposas de los caballeros salmantinos que partían hacia la guerra, en un régimen que era más una residencia que otra cosa, disponiendo de prerrogativas especiales y extensos dominios. Las que quedaban viudas trocaban las tocas de beatas por el hábito de comendadoras. Las legas a sus órdenes se llamaban «sargentas».

No hay comentarios:

Publicar un comentario